Display Ad1

Article inline

La primera dama es quien supervisa las decoraciones navideñas en la Casa Blanca desde 1961, cuando Jacqueline Kennedy colgó adornos de juguetes, pájaros y ángeles con el tema del ballet El Cascanueces en un árbol de Navidad en el Salón Azul. Este año no fue diferente.

En un video de un minuto publicado en Twitter el lunes, Melania Trump reveló el tema de este año, “América la bella”, que se tradujo en árboles verdes decorados con adornos rojos, dorados y plateados y luces blancas, un estilo tan tradicional que podría adornar la portada de la revista Martha Stewart Residing. La columnata este —el pasillo que conecta con la residencia— en esta ocasión presenta sencillas urnas negras que contienen plumas de follaje y vegetación de cada estado y territorio.

Las audaces elecciones estéticas que atrajeron tanta crítica y sarcásticos memes en las Navidades pasadas brillan por su ausencia. No hay árboles de coloration rojo sangre, como los de 2018, que varios medios de comunicación llamaron “espeluznantes” y “profundamente embrujados”. No hay nada parecido a las ramas heladas y sub iluminadas de 2017 que convirtieron la columnata este en lo que algunos compararon con un paisaje estéril y distópico.

Este año, un tren de juguete —el “Expreso de la Casa Blanca”— gira alrededor de una corona colocada en una mesa central. Los adornos artesanales llevan los nombres de niños de Maryland, Michigan y las Islas Marianas del Norte. Otros adornos celebran a los “pioneros de la igualdad de género”, como dijo la oficina de la primera dama, incluyendo a la artista Georgia O’Keeffe.

READ  Indian schoolteacher wins $1 million prize -- and offers half to the runners-up

Esta es la última Navidad de Melania Trump en la Casa Blanca como primera dama, y si los adornos de su árbol parecen impecables en su diseño, ese puede ser el punto. Antes recibió un trozo de carbón en su media en septiembre, cuando su exasesora Stephanie Winston Wolkoff publicó un libro de memorias, Melania y yo.

Entre los comentarios de interés periodístico de Melania Trump que están en el libro —y en conversaciones grabadas en secreto que Winston Wolkoff dio a conocer— estaba su queja sobre la tarea de los adornos para las fiestas, y su cobertura negativa en la prensa en comparación con su predecesora, Michelle Obama.

Se escuchó a la primera dama en las grabaciones despotricando sobre “cosas navideñas” y decoraciones. “Pero tengo hacerlo, ¿verdad?”, añadió.

A Trump también se le ha encomendado la tarea de difundir la alegría en un momento en que las muertes diarias por COVID-19 se acercan a cifras no vistas desde la primavera y muchos estadounidenses cancelan los planes de vacaciones por miedo a propagar el virus. Sus decoraciones, que incluyen un mini hospital cubierto de nieve y adornos en forma de un camión de basura, una cofia de enfermera y una bata de laboratorio, son una referencia a la pandemia y a los trabajadores esenciales.

Las primeras reseñas de las decoraciones han sido benévolas.

La CNN destacó un árbol en la sala Vermeil con ornamentos que presentaban un retrato del presidente John F. Kennedy y veleros, y otro árbol en la biblioteca que celebraba los cien años de la decimonovena enmienda, que otorgó a las mujeres el derecho al voto, y señaló, “se puso reflexión y detalle significativos en las decoraciones”.

READ  Putin responds to CNN investigation, doesn't deny Navalny was tracked - CNN Video

The Unbiased escribió: “Trump y un ejército de voluntarios armaron un despliegue más cálido y menos nervioso que recorre toda la Mansión Ejecutiva”.

Incluso los medios que han criticado duramente la postura de Melania Trump en las fiestas no pudieron reunir la energía para hacerlo este año. Considere este tibio titular de Mashable: “Melania Trump revela sus últimas decoraciones navideñas de la Casa Blanca y están bien”.

El sitio net le dio un respeto a regañadientes a Melania Trump, y parecía casi decepcionado de no continuar con la reciente tradición navideña, emprendida por la mayoría de los medios, de denostar las elecciones de diseño de la Casa Blanca. “Jugar a lo seguro es probablemente una buena estrategia este año”, decía el artículo. “Es obvio que este tema es más difícil de convertir en meme”.

Steven Kurutz se unió al Occasions en 2011 y, antes de unirse a Types escribía para las secciones Ciudad y Hogar. Antes fue reportero en The Wall Avenue Journal y en Particulars. @skurutz




LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here