News Cómo armar la caja de galletas perfecta

Cómo armar la caja de galletas perfecta

-


Durante años, Melissa Clark ha estado en busca del surtido de galletas más delicioso para regalar a sus seres queridos, y ha llevado registro de sus triunfos y fracasos a lo largo del camino. Esto es lo que ha aprendido.

As soon as meses del año hago lo que podría considerarse una cantidad de galletas superior al promedio, pero no excesiva.

Pero en diciembre, cuando finjo que mi obsesión por hornear es solo una expresión de alegría estacional, le doy rienda suelta a mi locura. Durante la época festiva, puedo legitimar mi manía pastelera que, en junio, parecería el desvarío enharinado de una lunática que hace galletas de jengibre.

Sí, comer galletas es parte del atractivo, pero también regalarlas: una docena envuelta con papel de seda en cajas. Y ahí se van, para los amigos, vecinos, maestros, carteros, la lista es tan larga como mantequillosas son las galletas de mantequilla.

La pandemia me tiene sin cuidado, pues pienso seguir con la tradición en esta temporada. Mi gran fiesta de latkes y cena de Nochebuena quedan canceladas, pero sí puedo entregar cajas de galletas a mis seres queridos guardando una sana distancia, que es una manera tangible de regalar alegría cuando lo necesitamos más que nunca.

A fin de que mis arrebatos pasteleros estén un tanto organizados, llevo dos décadas guardando un registro de galletas, en el que anoto las sustituciones de ingredientes, los éxitos y el fracaso ocasional de mi caja de galletas (por ejemplo, cardamomo en los rugelach es una buena thought, añadir galletas saladas con pimienta cayena y queso cheddar no lo es).

El registro también es útil para acordarme de qué galletas he hecho para no ser muy repetitiva y también para guardar las recetas y poder prepararlas después. Mi meta siempre es crear una caja de galletas que impacte al verla, con un equilibrio de gustos y texturas que saben aún mejor de lo que se ven. Y con los años he encontrado una manera de preparar las cajas que alivia, y no aumenta, mi estrés estacional: nada de boquillas, nada de acomodar almendras confitadas con pincitas, nada de andar buscando reglas ni termómetros de caramelo (aunque sí me gustan las prensas galleteras). Quienes preparan las galletas deben pasarla tan bien al hacerlas como los amigos al comerlas.

Si sientes el antojo de regalar cajas de galletas a amigos y familiares, aquí están mis consejos para armarlas.

Yo soy partidaria de ofrecer un gran surtido de galletas en cada caja. No hay nada mejor que descubrir una bola de nieve bajo una rana de jengibre. Como soy entusiasta, intento hacer ocho tipos, pero con tres o cuatro basta para provocar emoción.

Las galletas rellenas de mermelada como las rugelach y las de “huella del pulgar” con maní y miel son resistentes y bonitas, y la humedad de la mermelada las mantiene suaves un par de semanas. Además, el dejo frutal al morderlas añade otra dimensión de sabor y textura.

Ya sea espolvoreados con sal de mar, salpicados con bastones de caramelo picados o –como lo haré este año– coronados con pepitas de chocolate blanco que se caramelizan al hornear, los brownies son algunas de las cosas más fáciles de hacer, y la opción de chocolate posiblemente es la más apreciada. Pero las trufas, las galletas de azúcar de chocolate o las galletas de doble chocolate también te harán triunfar. Y si no puedes decidirte, nadie se pondrá triste al encontrar dos galletas diferentes de chocolate en una caja.

Bolas de bourbon, bolas de ron, galletas de brandy, incluso minipasteles de frutas son perfectos para las fiestas, y el alcohol ayuda a conservarlos, así que se mantienen durante semanas. Solo advierte a tus amigos que algunas de las galletas de la caja pueden no ser apropiadas para niños, lo que también garantizará que sobre algo para los adultos.

Las galletas con licor son mis favoritas cuando ya se limpió toda la harina de las barras de la cocina y el azúcar brillante se barrió del suelo. Es entonces cuando puedo relajarme con un bourbon y una bola de bourbon, saboreando los frutos de otra excelente fiesta de galletas, mientras planeo la siguiente.

Acompaña a Melissa Clark el 5 de diciembre, cuando compartirá sus técnicas para hornear y enviar sus galletas favoritas para las fiestas. Después habrá un panel con los escritores y cocineros Dorie Greenspan, Sohla El-Waylly y Samantha Seneviratne en donde commpartirán consejos y responderán a las dudas de los lectores. El evento es gratuito y debes registrarte aquí.


Rinde: para más o menos de 4 docenas de rugelach
Preparación: una hora y 30 minutos, más tiempo para enfriar

Ingredientes:

Para la masa

  • 1 paquete (225 gramos) de queso crema, suavizado.

  • 1 taza/225 gramos de mantequilla sin sal (2 barritas), ablandada

  • ¼ taza/50 gramos de azúcar

  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

  • 2 tazas/255 gramos de harina para todo uso, y un poco más, para el momento de amasar

  • ½ cucharadita de sal marina fina

  • Espray de cocina antiadherente (opcional)

Para el relleno

  • ½ taza/100 gramos de azúcar

  • ¼ taza/55 gramos de azúcar moreno claro, bien compactada

  • 1 ¾ cucharaditas de cardamomo molido

  • ¼ cucharadita de canela molida

  • ¾ taza/75 gramos de nueces, picadas gruesas (opcional)

  • ½ taza de cerezas secas, picadas gruesas

  • ½ taza/120 mililitros de conservas o mermelada de cereza

  • Leche, para pincelar

Preparación:

1. Haz la masa: Usa una batidora eléctrica con el accesorio de la paleta o una batidora eléctrica de mano y bate el queso crema y la mantequilla a velocidad media hasta que esté suave y bien mezclado. Bate el azúcar y el extracto de vainilla. Cut back la velocidad a baja y añade gradualmente harina y sal hasta que se incorpore.

2. Raspa la masa sobre una envoltura de plástico y forma una bola. Divide la masa en cuatro porciones y envuelve cada una en un plástico. Refrigera durante dos horas o hasta tres días.

3. Haz el relleno: Combinar ¼ de taza más 2 cucharadas de azúcar, el azúcar moreno, ¾ de cucharadita de cardamomo, la canela, las nueces (si las usas) y las cerezas secas en un tazón mediano. Revuelve hasta que se mezclen bien. Reserva.

4. Enrolla y forma el rugelach: Forra 4 bandejas para hornear con papel vegetal o revestimiento antiadherente, o engrasa ligeramente las bandejas con espray antiadherente de cocina. Saca la masa del refrigerador y déjala reposar a temperatura ambiente de cinco a diez minutos, o hasta que sea lo suficientemente maleable como para extenderla.

5. Sobre una superficie de trabajo limpia y ligeramente enharinada, extiende cada porción de masa, una por una, en un círculo de 22 centímetros, de aproximadamente tres milímetros de espesor. Gira la masa mientras la extiendes para asegurarte de que no se adhiera a la superficie de trabajo.

6. Con el dorso de una cuchara, extiende uniformemente dos cucharadas de mermelada de cereza sobre la masa extendida. Espolvorea aproximadamente media taza del relleno de cerezas y nueces secas sobre la mermelada y, con las manos, presiona el relleno de manera firme y uniforme sobre la masa.

7. Usando un cuchillo afilado, corta el círculo de la masa, como pedazos de un pastel, en 12 triángulos. Con una espátula o un cuchillo fino, afloja los triángulos de la superficie de trabajo. Empezando por el extremo ancho del triángulo y trabajando hasta la punta estrecha, enrolla cada trozo y dobla los extremos alrededor para formar una ligera forma de media luna.

8. Coloca el rugelach, con la punta estrecha metida debajo, en una bandeja para hornear preparada, dejando unos 4 cm entre cada uno. Refrigéralos, ligeramente cubiertos con una envoltura de plástico, durante al menos 30 minutos (y hasta 24 horas) para ayudarlos a mantener su forma en el horno. Limpia la superficie de trabajo antes de extender el siguiente lote de masa.

9. Cuando esté listo para hornear, calienta el horno a 176 grados Celsius. En un pequeño tazón, revuelve las dos cucharadas de azúcar restantes y una cucharadita de cardamomo. Pincela los rugelach con leche y espolvorea el azúcar de cardamomo por encima.

10. Hornea hasta que se dore ligeramente, de 15 a 20 minutos. Cambia la posición de las bandejas de galletas a la mitad del proceso para que el horneado sea uniforme. Transfiere las bandejas a una rejilla para que se enfríen completamente.


Rinde para más o menos de 3 docenas de galletas
Tiempo whole de preparación: 25 minutos, más tiempo para enfriar
Ingredientes:

  • 1 ⅔ tazas/230 gramos de maní tostado y picado con miel

  • 2 tazas/250 gramos de harina para todo uso

  • ½ taza/110 gramos de azúcar moreno oscuro

  • ½ cucharadita de sal kosher

  • ¼ de cucharadita de nuez moscada recién rallada

  • 1 taza/225 gramos de mantequilla sin sal (2 barras), fría y cortada en cubos de 2 centímetros

  • 2 huevos grandes, separados

  • 1 cucharada de extracto de vainilla

  • 1 ½ cucharaditas de cáscara de limón o de naranja

  • ⅔ taza/95 gramos de manís picados, salados y tostados (o usa más manís tostados con miel)

  • Alrededor de ½ taza/160 gramos de mermelada de uva Harmony (u otra mermelada gruesa)

Preparación:

1. Calienta el horno a 176 grados Celsius. Forra tres bandejas de hornear con papel vegetal o engrásalas un poco.

2. En el tazón de un procesador de alimentos, mezcla 1 taza de maní y ½ taza de harina hasta que el maní esté bien molido. Mezcla la harina restante, el azúcar, la sal y la nuez moscada, luego agrega la mantequilla hasta que la mezcla se vea como migajas. Añade las yemas de huevo, el extracto de vainilla y la cáscara. Continúa procesando hasta que la masa esté bien combinada y empiece a aglomerarse (pero no forma una bola).

3. Trabajando con una cucharada de masa a la vez, forma bolas de 2,5 centímetros.

4. Pon las claras de huevo en un recipiente poco profundo, y luego bátelas ligeramente con un tenedor hasta que hagan espuma. Pon los ⅔ de taza restantes de maníes tostados con miel en otro tazón poco profundo e incorpora los maníes salados y tostados.

5. Moja cada bola de masa primero en las claras de huevo, luego en las nueces, rodando para cubrir bien las bolas. Coloca las bolas en las bandejas de hornear a cinco centímetros de distancia. Con el pulgar, presiona y forma una hendidura en el centro de cada bola de masa.

6. Con una cuchara pequeña (una cuchara para café expreso funciona bien), rellena las hendiduras con mermelada. Hornea hasta que los bordes de las galletas estén dorados, de 12 a 18 minutos. Transfiérelas a una rejilla para que se enfríen.

Rinde para 12 docenas de galletas
Tiempo whole: 1 ½ horas, más tiempo para enfriar
Ingredientes:

  • 3 tazas/375 gramos de harina para todo uso, y más para extender la masa

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

  • ¼ de cucharadita de sal de mar fina

  • 2 cucharaditas de jengibre molido

  • 1 cucharadita de canela molida

  • 1 cucharadita de cardamomo molido

  • ½ cucharadita de nuez moscada recién rallada

  • ¼ de cucharadita de clavos molidos

  • ¾ taza/165 gramos de azúcar moreno oscuro

  • ¾ de taza/170 gramos de mantequilla sin sal (1 ½ barra), a temperatura ambiente

  • 1 huevo grande

  • ½ taza/120 mililitros de melaza ligera

  • 1 cucharadita de jengibre fresco finamente rallado

  • Espray de cocina antiadherente (opcional)

  • Glaseado actual, para decorar

  • Colorante de alimentos, para decorar

  • Azúcar de coloration, chispas y almendras confitadas, para decorar

Preparación:

1. En un tazón mediano, bate la harina, el bicarbonato de sodio, la sal y las especias. Utilizando una batidora eléctrica de pedestal con el accesorio de paleta o una batidora eléctrica de mano, bate el azúcar moreno y la mantequilla a velocidad media hasta que esté suave y esponjoso, de dos a tres minutos. Añade el huevo, la melaza y el jengibre fresco, y mezcla hasta que estén bien combinados.

2. Cut back la velocidad a baja y añade poco a poco los ingredientes secos. Mezcla hasta que se incorporen.

3. Divide la masa a la mitad y ponla en dos trozos de plástico, envolviendo cada trozo por separado; forma un disco plano. Refrigera durante al menos dos horas, o hasta cinco días.

4. Cuando estés lista para hornear, calienta el horno a 176 grados Celsius. Usa papel vegetal o revestimiento antiadherente para colocarlos en tres bandejas de hornear, o engrasa estas un poco con espray antiadherente de cocina. (Es posible que tengas que hornear las galletas en tandas).

5. En una superficie de trabajo limpia y ligeramente enharinada, extiende un disco de masa hasta que esté plano y tenga dos centímetros de espesor. Con un cortador de galletas, corta toda la masa. Con una pequeña espátula de metallic, coloca los recortes de galleta de jengibre en las bandejas de hornear preparadas, dejando aproximadamente 2,5 centímetros entre las galletas. Repite con la masa restante. Puedes volver a enrollar los restos una sola vez. Tómalos de ambos trozos de masa, aplástalos hasta formar un disco otra vez y enfríalos antes de volver a extenderlos.

6. Hornea las galletas pequeñas durante 8 a 12 minutos, y las más grandes durante 10 a 15 minutos, o hasta que las galletas estén firmes al tacto y sus bordes tengan un coloration un poco más oscuro. Voltea las bandejas de hornear a media cocción para que se horneen de manera uniforme.

7. Deja que las galletas se enfríen en las bandejas de hornear hasta que estas estén lo suficientemente firmes para que puedas tomarlas, unos cinco minutos. Con una espátula de metallic, transfiere las galletas a la rejilla de alambre para que se enfríen completamente antes de decorarlas.

8. Para decorar, diluye el glaseado actual con agua hasta que esté tan espeso como la crema para batir (más líquido que el que usarías para decorar). Divídelo en pequeños tazones (o en un molde de pastelitos), y usa colorante de alimentos para teñirlo de diferentes colores. Usa un pincel para pintar las galletas con glaseado, y si quieres, usa palillos de dientes para aplicar más glaseado haciendo diseños. Espolvorea con azúcar de coloration u otras decoraciones, si quieres, mientras el glaseado está todavía húmedo. Coloca las galletas decoradas en las bandejas para hornear, y luego puedes ponerlas en moldes u otros contenedores herméticos con papel vegetal entre las capas para que no se embarren.

Rinde para cuatro docenas de galletas
Tiempo whole de preparación: una hora
Ingredientes:

  • 1 taza/225 gramos de mantequilla sin sal (2 barras), de preferencia cultivada, ablandada

  • ½ taza/100 gramos de azúcar

  • ¼ de taza/55 gramos de azúcar moreno claro

  • 1 huevo grande, a temperatura ambiente

  • 2 cucharaditas de pasta de vaina de vainilla (o usa 1 cucharada de extracto de vainilla)

  • 1 cucharadita de ralladura de limón o de naranja, ¼ de cucharadita de canela o cardamomo molidos o ½ cucharadita de extracto de almendras (opcional)

  • 2 ¼ tazas/290 gramos de harina para todo uso

  • ½ cucharadita de sal de mar fina

  • Azúcar de confitería, para espolvorear

Preparación:

1. Calienta el horno a 177 grados Celsius. Con una batidora eléctrica que tenga el accesorio de paleta o una batidora eléctrica guide, revuelve la mantequilla y los azúcares a media velocidad de dos a tres minutos hasta que quede una mezcla ligera y esponjosa. Agrega el huevo, la vainilla y la ralladura, las especias o el extracto de almendras (si lo vas a usar), y mezcla hasta que todo esté combinado y suave.

2. Cut back la velocidad a baja, y poco a poco agrega harina y sal hasta que se incorporen.

3. Pasa la masa a una prensa para galletas. Sigue las instrucciones de la prensa (los modelos pueden variar) y aplana las galletas en bandejas para hornear sin engrasar, dejando más o menos 2,5 centímetros entre cada galleta. Espolvorea el azúcar de confitería encima de las galletas.

4. Hornea las galletas de 12 a 17 minutos hasta que estén firmes y doradas de los bordes. Pásalas a una rejilla para que se enfríen por completo.


Rinde: para 12 galletas
Tiempo whole de preparación: 45 minutos, más tiempo para enfriar
Ingredientes:

  • 2 limones

  • 1 ½ tazas/190 gramos de harina para todo uso

  • ⅔ de taza/60 gramos de harina de maíz fina

  • ⅔ de taza/130 gramos de azúcar

  • 1 cucharadita de sal de mar fina

  • 1 taza/225 gramos de mantequilla fría, sin sal (2 barras), cortadas en pedazos de 2,5 centímetros

  • ½ taza/60 gramos de azúcar glas

Preparación:

1. Calienta el horno a 162,7 grados Celsius. Ralla una cucharadita de la cáscara de los limones. (Por lo normal, puedes sacar una cucharadita de un limón, pero quizá tengas que rallar un poco de la cáscara del otro). Añádela a un procesador de alimentos.

2. Agrega harina para todo uso, harina de maíz, azúcar y sal, activa el procesador una o dos veces para que se mix todo. Añade la mantequilla y vuelve a activarlo hasta que la mezcla se vea como migajas finas. Activa el procesador unas cuantas veces más hasta que algunas de las migajas empiecen a unirse, pero no proceses de más. La masa debe tener una consistencia que se desmigaje un poco y que no forme una bola. (Como alternativa, puedes mezclar esto en un tazón con la ayuda de dos cuchillos, o usar un cortador de pastelería para incorporar la mantequilla a la harina).

3. Presiona la masa hasta crear una capa uniforme en una bandeja para pasteles acanalada y sin engrasar de 22,8 centímetros con base desmontable o en un molde para tartas de 22,8 centímetros. Pincha toda la masa con un tenedor. Hornea de 40 a 50 minutos hasta que esté dorada.

4. Pásala a una rejilla y déjala enfriar. Con un cuchillo para mantequilla, corta la masa de galletas de mantequilla en 12 piezas mientras sigue caliente.

5. Prepara el glaseado: corta el limón que rallaste a la mitad y exprime 1 cucharada de jugo en un tazón pequeño. Incorpora el azúcar glas y, si así lo deseas, más jugo de limón al gusto. (Si agregas más jugo de limón, el glaseado quedará más líquido y ácido, si agregas menos quedará más espeso y dulce). Vierte el glaseado sobre las galletas de mantequilla frías, luego ralla la cáscara del segundo limón encima del glaseado antes de que se endurezca. (Usa un rallador de cítricos, si tienes uno, o un rallador regular, si no lo tienes).


Rinde: para tres docenas de galletas
Tiempo whole de preparación: 30 minutos, más tiempo para enfriar
Ingredientes:

  • ⅔ de taza/75 gramos de harina de almendras

  • ¾ de taza/170 gramos de mantequilla sin sal (1 ½ barras), ablandada

  • 2 ½ tazas/305 gramos de azúcar glas

  • 1 yema de huevo

  • 1 cucharada de brandy, pastis u ouzo

  • ½ cucharadita de extracto de almendras

  • 1 ½ tazas/190 gramos de harina para todo uso

  • ¼ de cucharadita de sal de mar fina

Preparación:

1. En un sartén mediano a fuego medio, tuesta la harina de almendras de seis a ocho minutos, revolviendo constantemente, hasta que esté dorada y suelte su aroma. Pasa la harina de inmediato a un tazón pequeño y déjala enfriar. Debes estar muy pendiente: cuando la harina se empieza a tostar, sucede con mucha rapidez.

2. Con una batidora eléctrica que tenga el accesorio de paleta o una batidora eléctrica guide, revuelve la mantequilla y una taza de azúcar glas a baja velocidad de uno a dos minutos hasta que quede una mezcla esponjosa. Incorpora la yema de huevo, el brandy y el extracto de almendras hasta que todo quede bien combinado.

3. Baja la velocidad y poco a poco agrega la harina para todo uso, la sal y la harina de almendras tostada hasta que todo se incorpore.

4. Transfiere la masa a un contenedor hermético y refrigérala durante al menos dos horas o toda la noche.

5. Cuando esté lista para hornearse, calienta el horno a 177 grados Celsius y cubre dos bandejas para hornear con papel sulfurizado.

6. Con tus manos, forma bolitas de masa de 2,5 centímetros y colócalas en las bandejas preparadas con 2,5 centímetros de distancia. Hornea durante 12 o 18 minutos, hasta que los bordes de las galletas empiecen a dorarse. A la mitad del tiempo de horneado, rota las bandejas para que se doren de manera uniforme.

7. Coloca ¾ de taza de azúcar glas en un tamiz. En cuanto las galletas salgan del horno, cierne una capa gruesa de azúcar glas encima. Cuando las galletas estén frías, vierte los ¾ de taza restantes de azúcar glas (y el azúcar que haya quedado en el tamiz) en un tazón poco profundo y cubre las galletas de nuevo con azúcar glas.


Rinde: para 16 brownies
Tiempo whole de preparación: 30 minutos
Ingredientes:

  • 5 cucharadas/70 gramos de mantequilla sin sal, y más para engrasar

  • 2 onzas/55 gramos de chocolate sin azúcar, cortado en pedazos o partido en piezas de 1,2 a 2,5 centímetros (1/3 de taza)

  • ⅓ de taza/80 mililitros de aceite neutro, como de girasol, pepita de uva o canola.

  • 1 ½ tazas/300 gramos de azúcar

  • 1 taza/130 gramos de harina para todo uso

  • ¼ de taza/30 gramos de cacao en polvo alcalinizado

  • ¾ de cucharadita de sal marina kosher

  • 2 huevos grandes, a temperatura ambiente

  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla

  • 85 gramos de chocolate blanco, en pedazos grandes, o ½ taza de trozos de chocolate blanco

  • Sal de mar en escamas, como la Maldon, según se necesite

Preparación:

1. Calienta el horno a 177 grados Celsius, y engrasa ligeramente un cuadrado de 20 centímetros del molde para hornear.

2. Derrite el chocolate y la mantequilla en una pequeña cacerola a fuego lento, revolviendo con frecuencia hasta que queden suaves.

3. Con una espátula de goma, pasa la mezcla de chocolate a un tazón grande. Incorpora el aceite y el azúcar y déjalos enfriar durante unos 5 minutos.

4. Mientras se enfría la mezcla de chocolate, revuelve la harina, el cacao en polvo y la sal en un tazón mediano.

5. Incorpora los huevos a la mezcla fría de chocolate hasta que queden bien combinados, luego añade la vainilla. Con una espátula de goma, agrega la mezcla de harina. Añade la mayoría de los trozos de chocolate y reserva los pedazos más grandes para colocarlos encima más tarde.

6. Pasa la mezcla al molde preparado y extiéndela en una capa uniforme. Echa los trozos de chocolate que reservaste encima. Espolvorea un poco de escamas de sal marina, y hornea de 17 a 23 minutos hasta que la parte superior se asiente y esté firme al tacto. Pasa el molde a una rejilla para que la masa se enfríe totalmente antes de cortarla en 16 cuadrados.


Rinde: para cuatro docenas de bolitas
Tiempo whole de preparación: 15 minutos, más tiempo de reposo durante la noche
Ingredientes:

  • 2 ½ tazas/280 gramos de migajas de galletas de chocolate (como las de Nabisco Well-known Chocolate Wafers o las galletas Graham de chocolate)

  • 1 ¼ tazas/125 gramos de nueces, enteras, cortadas a la mitad o en trozos

  • ½ taza/120 mililitros de buen bourbon

  • 1 taza/120 gramos de azúcar glas, y más para extender la masa

  • 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar

  • 1 cucharada de miel

Preparación:

1. En el tazón de un procesador de alimentos, revuelve las migajas de galleta y las nueces hasta que las nueces estén bien molidas. (Las migajas evitan que las nueces se conviertan en mantequilla).

2. En un tazón aparte, mezcla el bourbon, una taza de azúcar glas, el cacao en polvo y la miel. Agrega la mezcla al procesador de alimentos y bate hasta que se mix todo. Deja la masa reposar durante toda la noche, al descubierto y a temperatura ambiente. Esto permite que la mezcla se seque un poco.

3. Extiende la masa y forma bolitas de 2,5 centímetros de diámetro, luego pasa las bolitas por el azúcar glas. Guárdalas en un contenedor hermético si quieres que estén suaves y húmedas, o al descubierto si quieres que tengan una corteza crujiente de azúcar al exterior. Espolvorea más azúcar glas encima justo antes de servir.


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Latest news

Myanmar releases prisoners for New Year, though likely not dissidents

But few, if any, democracy activists arrested since the February 1 coup are expected to be among them.Saturday...

Sikh community in mourning as 4 members were among victims of the Indianapolis mass shooting

Sikh community in mourning as 4 members were among victims of the Indianapolis mass shooting

Matthew McConaughey: How actor’s wife ‘injected’ soccer into his blood

In 1993, he delivered an ad-libbed line -- "Alright, alright, alright!" -- that would stay with him throughout...

Helen McCrory, ‘Harry Potter’ and ‘Peaky Blinders’ star, dead at 52

McCrory, who was 52, died "peacefully at home" after "an heroic battle with cancer," the "Homeland" star said...

French Montana and Swizz Beatz release new song featuring DMX

The song, "Been to War," appears on Season 2 of Epix's "Godfather of Harlem." DMX was dear friends...

Sharon Osbourne to break her silence in first interview since exiting ‘The Talk’

Osbourne will be speaking for the first time since her dramatic exit in Friday's episode of "Real Time with...

Must read

Myanmar releases prisoners for New Year, though likely not dissidents

But few, if any, democracy activists arrested since...

You might also likeRELATED
Recommended to you

Translate »
Skip to toolbar